Esfuerzo. El ascenso definió la legendaria carrera.

Toma de lista, organización de la partida y el arranque de la prueba fueron el preámbulo de la edición 25 del Reto al Oasis, que bajo la organización de Carlos Revelo y Sport Bike se corrió ayer. Los 10 jueces encabezados por Marcelo Mantilla tuvieron un arduo trabajo


La partida en el Autódromo Internacional de Yahuarcocha fue la única ocasión en la que el lote compacto, de las 11 categorías de la Serie 50 k, estarían agrupados, ya que desde los primeros kilómetros la dureza del ascenso hacia Yuracruz fue la encargada de seleccionar a los protagonistas principales de esta nueva historia de la legendaria carrera de ciclismo de montaña, que rompe todos los esquemas por la masiva participación.


Corredores de todo el país ciclístico y una buena delegación de Colombia tomaron línea de partida, entre ellos un ilustre del pelotón internacional: Robinson Chalapud.


La carrera


La selección comenzó desde la misma partida, cuando los jueces agruparon a las categorías Máster A2, Máster B1 y B2, Máster C, y Damas Sénior en el primer grupo que partió a las 08:00.


A las 08:05 salieron en procura de cubrir la distancia los corredores de las categoría Élite, Sénior 1, Sénior 2 y Máster A1.


El show


La escalada hacia la Cordillera Oriental de los Andes fue el marco para la batalla entre los llamados al podio, en donde el paso fuerte y desgastante de Byron Guamá le abrió el camino a la victoria, seguido de Robinson Chalapud, Erick Castaño, Cristian y Dario Pita Bolaños, Joel Burbano, Klever Cuasquer, entre otros…


En las damas la colombiana Aura Elena Pérez, con su peculiar estilo y un gran palmares en campeonatos Panamericanos, subía codo a codo con los varones quienes miraban de reojo a la dama colombiana que ha sido protagonista en las últimas carreras realizadas en suelo imbabureño. Pugnaban en la persecución las imbabureñas Margoth Canacuán, Jessenia Pita Hidrobo, Vanesa Proaño y Karen Becerra.


Esto sucedía al promediar el minuto 30 de competencia y en ese mismo instante, en el sector de Pogllocunga, se daba la partida a los corredores de las categorías Turismo, que debían cubrir 33 km de recorrido.


En el paso conocido como las Cuatro Esquinas, a unos 3.000 metros sobre el nivel del mar, cientos de aficionados se dieron cita para alentar a sus favoritos. Los primeros en aparecer en ese sector fueron ocho corredores del primer bloque, en donde sobresalían Javier Lopez, José Luis Cornejo y Alfonso Borja, los que ponían un paso fuerte para descolar a sus rivales. Un tenue sol empezaba a subir la temperatura teniendo como fondo el espectacular paisaje de la laguna de Yahuarcocha y todo su entorno natural. En el horizonte el Taita Imbabura era un espectador de lujo…

En su salsa


Para Byron Guamá este ha sido uno de los mejores años de su carrera ciclística, como él mismo admite. “Subió como una moto”, fue el comentario de Carlos Revelo, al mirar desde su motocicleta el paso arrollador del carchense, campeón Panamericano de ruta, que ante la falta de competencias en la disciplina afina su preparación hacia los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro del próximo año con este tipo de carreras.


Guamá, con un paso fuerte y cadencioso, muy bien sentado en su bicicleta rin 29, devoró los kilómetros del exigente ascenso. Al llegar al paso del sector conocido como La Librería aventajaba con dos minutos a su paisano Joel Burbano, pero en el descenso Byron se descolgó de manera impresionante mostrando una buena condición técnica.


Con ese ritmo atacó su propia marca, la que cayó ante los pedalazos rítmicos en todos los terrenos para imponer una vez más su nombre en el historial de ganadores de la legendaria carrera.


Damas


Duelo aparte fue el que libraron las damas, en donde la colombiana Aura Elena Pereza desde las primeras insinuaciones de ascenso se desprendió de sus rivales, mientras en su persecución la ibarreña Margoth Canacuán no encontraba el ritmo para descontar la ventaja de la colombiana. Jessenia Pita se esforzaba por no perder ritmo mientras que Karen Becerra en un mal movimiento de los cambios botó la cadena, perdiendo precioso tiempo en la cuesta, que lo recuperaría en el descenso.


El descenso cobró


Varios corredores que se emocionaron de la velocidad que tomó su ‘caballito de acero’ rodaron por el piso sin mayores complicaciones, los que fueron atendidos de manera rápida por los paramédicos.


La competencia permitió mirar a una caravana multicolor en la que lucieron colores muy vistosos de los equipos Tims, Tatoo, Specialiced, Bulls, Erickbike, UTN, 53-Once, Movistar Team, Panavial, Bicishop, Mojanda Extreme, Guaytambos Team, Torres Team, entre otros, los que hicieron presencia en el lote de 500 ciclistas que enfilados ascendieron a Yuracruz, digno de espectaculares tomas fotográficas…


Al final Byron Guamá arribó en solitario a Ambuquí, mientras que entre las damas Aura Elena Pérez fue la más rápida.


Carlos Revelo, director general de la carrera, destacó la participación masiva de los ciclistas, “que hacen posible que por 25 años se mantenga esta carrera, los que nos compromete a seguir con nuestras organizaciones”. Revelo adelantó que la primera carrera del 2016 es la Ruta de la Caña, a correrse el 28 de febrero. (CCJW)


TOME NOTA

1h56.01 es el nuevo récord impuesto por Byron Guamá.


DATO
Una placa de reconocimiento se entregó a Alfredo Cobo, ciclista de 79 años que por 20 ocasiones seguidas participa de la carrera.

Translate Web

Spanish English Italian